miércoles, 21 de julio de 2021

AMANECERES: MADRUGADA EN LA PLAYA

 



MADRUGADA EN LA PLAYA


El amanecer se hace esperar. Con lentitud se deshilachan las nubes nocturnas dejando al descubierto la piel del cielo que es de color melocotón. Algunos pajaros somnolientos inician sus cánticos con voces oxidadas a falta de practicar desde la tarde anterior. 

Un hombre y su perro bajan del paseo a la playa y se echan a correr. Sus siluetas se recortan con detalles de filigrana ante el tapiz de la arena y la alfombra del mar que envuelve con flecos blancos las piernas del hombre y las patas del animal. 

Antes de que el salero de plata salpique  el inmenso paño de agua, ya perforan el horizonte destellos dorados del sol naciente. Más que nunca se percibe la tierra como una bola lanzada al infinito. La luz crece hasta deslumbrar y refleja titilando la claridad del día. Cuando el sol se despega del horizonte hay que bajar la vista porque el astro rey no perdona que le miremos de cara a cara, y al inclinar la cabeza sentimos la primera caricia del calor de la mañana: El verano ha llegado para quedarse.



Sigan y persigan otros amaneceres en el blog de Inma.

viernes, 16 de julio de 2021

LO INEXPLICABLE: LA VENTANA DEL TIEMPO

 



LA VENTANA DEL TIEMPO


El hombre detuvo su coche en un descampado entre unos pinos, debajo de un anuncio de las fiestas de Tordesillas. Sacó una manta del maletero y se tumbó a la sombra, deslizándose de inmediato por el tobogán de un sueño profundo, porque se resistía a volver a la gran ciudad y quería prolongar los silencios de su Tierra de Campos. 

Su novia, nacida en un país tan nórdico como su melena rubia y ojos claros, ambuló entre la maleza y los árboles. El calor implacable, la ausencia del viento y la quietud del campo la aturdieron, y acabó observando el cielo de un azul intenso, un cielo lejano e inalterable, que -tras unas pequeñas nubes blancas- se abría hacia otros tiempos.

El sonido inmemorial de cascos raspando las piedras del camino; una capa de polvo levantada por el rebaño de ovejas que a su paso arranca tallos grisáceos, plantitas mustias que el sol ha olvidado entre las rocas. Las cigarras, calladas por un instante, vuelven a cantar acompasadas, su tono subiendo y bajando en coro, in crescendo y decrescendo. Se escuchan pasos; se acerca un pastor con vestimenta a la antigua  trayendo consigo su mula cargada de utensilios para pasar la noche en cualquier parte. Saluda con un gesto a la joven que intenta entablar conversación con él.

No es fácil: ella no se expresa bien, el campesino es taciturno, responde con palabras en desuso, mira a la chica de reojo y con desconfianza. Finalmente pregunta de dónde son ella y el hombre que está durmiendo detrás del coche.

En ese instante, se levanta una fuerte ráfaga de viento y las ovejas se arremolinan. Impulsadas por la brisa, suben en medio de la polvareda y se mezclan con el añil del cielo. -Con dios, -se despide el pastor y guía su montura hacia el horizonte. Los animales ya han desaparecido cuando detrás de un arbusto sale un perro que sigue cojeando a su amo y al rebaño.


La chica los observó mientras pudo verlos, luego buscó en el cielo las huellas de la ventana del tiempo pero esta ya se había cerrado, tapada por nubes de tormenta. Cuando ella despertó al hombre, no supo contarle lo que había presenciado.

domingo, 11 de julio de 2021

CONVOCATORIA 15 DE JULIO: LO INEXPLICABLE

 


Lo inexplicable


Nos rodea el mundo real. Nuestros pies se apoyan en el suelo y creemos saber lo que vemos. La cognición identifica, compara y  contrasta: lugares habituales y nuevos, personajes amados y otros, perspectivas...

Pero ocurre a veces que en medio de esa normalidad percibimos algo extraño: un sitio nuevo despierta reminiscencias ¿imposibles?, una persona parece conocida aunque la veamos por primera vez, el dèjá vu inquieta porque no le acompañan recuerdos...

Contadnos vivencias curiosas, raras, o sea,  inexplicables.

350 palabras más o menos, de miércoles a viernes para subir vuestros links. Disfrutad de la tarea recordando o inventando.

Aquí os espero

con un abrazo

Dorotea

(foto de internet)


AQUÍ EMPIEZA EL DESFILE DE LO INEXPLICABLE













Gracias por compartir vuestras experiencias irreales...

Paso el testigo a Inma.
Un abrazo 
Dorotea











domingo, 13 de junio de 2021

Convocatoria del 17 de Junio: Personajes "a la contra"


A LA CONTRA


Hay personajes archiconocidos y también animales prototipo cuyas características han dado lugar a que se denominen otros con sus nombres:

"Eres un Don Quijote" 

"Pareces la Madre Teresa"

"Eres el mismísimo diablo"

"Eres un auténtico ángel"

"Comes como un pavo"

"Corres como una liebre"

"Nadas como un pez"

"Eres más lento que un caracol"

...

A ver si cambiamos de chip y nos inventamos cuentos contrarios: 

"Eva, la caracola corredora"

"Pablo, el pez que se ahogó en un acuario"

"Lucifer, la liebre perezosa"

"Gustavo, el pavo que comía con cubiertos de plata"

"Hermegildo, el ángel que siempre se peleaba"

"Emilio, el diablo con buen corazón"

"Teresa que no era ni madre ni buena"

"Alonso Quijano, el director del Banco de la Mancha"

😳😣😵😀😂

... Y así a pedir de boca siempre que sea lo contrario que los demás esperan. 

¿A lo mejor me está afectando el sol?

☀☀☀☀☀

Espero vuestros saltos de fantasía, inventos macabros y personajes divertidos.


Un saludo

Dorotea



Y YA VAN ENTRANDO LOS CUENTOS A LA CONTRA:


VOLARELA


CAMPIRELA


NEOGÉMINIS


RODOLFO


ESTHER


TRACY


DEMIURGO


Gracias a todos participantes, lectores y comentaristas... Sois fantásticos y yo debo pedir disculpas por no haber aportado ningún cuento. Todo me ha ido a la contra y no he encontrado tiempo. 


Y la próxima anfitriona será Inma

Enhorabuena para todos!

Un abrazo a favor, nunca en contra!!


Dorotea











jueves, 20 de mayo de 2021

El Espíritu del Olivar

 




EL ESPÍRITU DEL OLIVAR

Vigilo y cuido de un olivar muy antiguo, que si no fuera por mí estaría abandonado. Mi corteza curtida por el viento de la costa ha tallado una expresiva cara que observa atentamente a los visitantes: palomas y loros, humanos sedentarios y deportistas, personajes callados y jóvenes chillones que se parten de risa cuando consiguen marcar un gol en una portería imaginaria.

En mi olivar brillan hojas de plata con forma de lanceta; en verano, la brisa del terral acaricia y azota sin parar las torcidas siluetas de mi pequeño regimento y levanta nubes de arena. La lluvia -cuando llega- marca profundos surcos y arrastra piedras y pedruscos que transforman en pocas horas el paisaje a mis pies. 

Lo tengo todo, solo me faltan manos para abrazar mi bien más apreciado: los olivos de mi bosquecillo, el del espíritu del olivar.


lunes, 17 de mayo de 2021

Convocatoria 20 de Mayo: IMPRESIONES NATURALES

 


IMPRESIONES NATURALES


Somos parte de la naturaleza, la cumbre de la creación... y ¿si fuéramos seres distintos, vivos pero no dotados de la sublime inteligencia de los humanos?


Imaginaros durante más o menos 350 palabras ser un árbol, un melón, un gato... la única condición es que sea un ser vivo.


Quiero deciros que para mí también un monte, un prado, un río o una catarata son conjuntos (seres) vivos... Vamos, adelante, describid lo que siente el valle cuando lo cubre una nube de lluvia...


Espero muy ilusionada vuestras impresiones naturales...


Un abrazo

Dorotea



Todo lo que nos rodea es naturaleza... Empecemos con el relato de



 Campirela



Sylvia



Albada Dos


Rodolfo


Tracy


Neogéminis


Gabiliante


Dorotea


Demiurgo 


Gracias por vuestro tiempo y esfuerzo. Me han gustado mucho los relatos y admiro vuestras ideas.

Hasta pronto

Un abrazo

Dorotea






viernes, 16 de abril de 2021

UN APUNTE ANTIGUO

 



UN APUNTE ANTIGUO

El parque del castillo al lado del río aún me acoge con los brazos abiertos de sus árboles brindándome manos verdes de hojas incipientes. Hay un pabellón de baños escondido detrás de la arboleda. Qué pequeño se me antoja o ¿son los árboles que han crecido tanto? El pabellón siempre me parecía la máxima expresión del lujo: una casita coqueta con escalera exterior de mármol. Por los grandes ventanales se sigue viendo la pila adornada con figurines y mi fantasía coloca en su borde a unas chiquillas en ropa interior mojada. Peinan sus rizos con los dedos, cuchichean y hablan bajito pero aun así sus risas me llegan a través de los siglos. La más joven señala su barriga que se marca a través de la tela húmeda y pegada. Las otras dos se callan, cortada su alegría por lo que ha insinuado la menor. Ella se ruboriza y se desliza dentro del agua. Desde las copas de los árboles caen unas pesadas gotas de lluvia; cuando me seco la cara con un pañuelo y abro los ojos, ya no veo a nadie. El agua sigue alborotada y la lluvia arrecia.


Vuelvan con Maq